Te damos algunas razones para que inscribas tus niños en una escuela donde les enseñan un segundo idioma.

Los niños que aprenden otro idioma antes de los cinco años usan la misma parte del cerebro para adquirir ese segundo idioma que usan para aprender su lengua materna. Además, Los beneficios cognitivos de aprender un idioma tienen un impacto directo en el rendimiento académico de un niño.

Si tu hijo habla inglés, casi podría hablar con la mitad de la población mundial.

Su cerebro crece cuando aprende otros idiomas.

Mejora los puntajes de las pruebas en materias básicas.

Aumenta las habilidades de los niños en su idioma nativo.

Aumenta la empatía.

Ayuda a prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Aumenta el entendimiento intercultural.

Ayuda a entrenar el oído de un niño para la música.

Aumenta las oportunidades de trabajo.

Podrán ganar más dinero.

Nunca es demasiado temprano para comenzar a aprender un idioma: es divertido, promueve un desarrollo saludable y los muchos beneficios sociales y cognitivos durarán toda la vida.

En Estancia Infantil y Preescolar Pollitos le damos inglés a los pequeñitos para que se beneficien de aprender otro idioma.